Cómo aprovechar una deducción fiscal del ISLR en Venezuela

30.05.2018

Si usted trabaja en casa, tiempo completo o parcial, lo más probable es que usted pueda reclamar ante el Seniat una deducción por cánones o cuotas correspondientes al arrendamiento de bienes destinados a la producción de la renta de esa oficina que tiene en casa en su declaración de impuestos anual tal y como lo establece el Art 27 de La Ley de Impuestos sobre la renta en el párrafo Décimo Séptimo. Eche un vistazo a la siguiente información que con mucho gusto le ofrezco a fin de que califique o consulte a su asesor de confianza sobre si su oficina en casa es elegible para actuar como una deducción.

Recomendaciones:
1
Piense en el trabajo que hace. Adecue su oficina en el hogar para que esté separado de los otros acontecimientos en el hogar. Se necesita un espacio privado para hacer el trabajo de todos modos, así que esto ya puede ser el caso.

2
Seleccione un área de su casa que va a utilizar con regularidad y exclusivamente para su trabajo. Esto debe ser demostrado cuando informe su deducción.

3

Divida el área de su oficina en el hogar por el área de su hogar entero. Este número indica el porcentaje que va a trabajar para calcular sus deducciones.


4
Mantenga un registro escrupuloso de sus deducciones. Si usted tiene una oficina en casa que ocupa el 20% por ciento de su metraje cuadrado completo, usted puede sacar el 20% por ciento de la renta o pago del crédito de la vivienda, electricidad, agua, aseo, incluso.

5
Considere el teléfono, sin embargo, como otra materia. El teléfono es para el uso de la casa. Usted necesitará una segunda línea o un teléfono móvil dedicado a su negocio con el fin de deducir de la factura.

6
Usted puede obtener esta información más precisa con su contador o pregunte y asesorese telefónicamente a través de: Asistencia al contribuyente en Venezuela Créese la costumbre de detenerse cada tanto y buscar información sobre las deducciones vigentes de forma periódica le aseguro que le ayudará en su planificación fiscal.

Por lo pronto me despido hasta el siguiente artículo y no olvide. ¿Quiero crecer? Debo conocer ¿Quiero emprender? Debo innovar. Un cordial y afectuoso saludo.

Licda. Ana María Marrazzo